miércoles, 6 de agosto de 2014

Última parte: Para explicarse mejor...

Ya se habló de la definición, la ejemplificación, la reformulación y la analogía. Hoy dedicaremos este espacio a hablar de otros dos recursos que facilitan la elaboración por escrito de una explicación clara y precisa: la caracterización y el planteo de causas-consecuencias. 

Veamos cómo funcionan en un texto explicativo:


 Descubren un nuevo tipo de murciélago dorado




Leamos otro fragmento del mismo texto: 





Fuente:  El texto pertenece a Esteban Galisteo Gámez.  Para leer el texto completo, click AQUÍ

No hay comentarios.:

Publicar un comentario